¿Cómo saben los médicos si alguien está realmente muerto?

La muerte puede ocurrir en una de dos maneras: 1) cuando el corazón y los pulmones dejan de funcionar y 2) cuando el cerebro deja de funcionar.

Mientras que las córneas y los tejidos pueden ser rescatados de aquellos que fallecen de varias maneras, la mayoría de los donantes de órganos son aquellos que han sufrido una muerte cerebral tras un trauma masivo o un accidente cerebrovascular.   A veces, los órganos pueden ser rescatados de una persona que haya sufrido una muerte cardíaca bajo ciertas circunstancias muy específicas.

La muerte cerebral ocurre cuando una persona tiene una lesión cerebral catastrófica e irreversible, con una interrupción del flujo sanguíneo, lo suficiente como para que cause la muerte del cerebro, causando que la actividad cerebral de detenga permanentemente.

A veces, la gente confunde los términos “muerte cerebral” y “coma”, e incluso puede que usted haya oído que usan dichos términos indistintamente en la televisión o en las películas.  Pero, la muerte cerebral es muy diferente a la coma. Una persona no puede recuperarse ni “despertarse” de una muerte cerebral.  La muerte cerebral es la muerte.

Los médicos hacen varias pruebas antes de confirmar la muerte cerebral y antes de que la donación pueda ser considerada.    De hecho, los donantes de órganos pasan por más pruebas para oficialmente determinar la muerte cerebral, que los no donantes.

Durante un tiempo limitado, una persona con muerte cerebral puede permanecer en un ventilador mecánico para que la sangre y el oxígeno sigan fluyendo a través de los órganos para así mantenerlos lo suficientemente sanos para que puedan ser rescatados para el trasplante.  El proceso de donación debe suceder rápidamente, antes de que los procesos naturales de la muerte comienzan a afectar a todos los órganos que podrían salvar vidas.

Lamentablemente, esto puede parecer demasiado rápido para las familias afligidas por el dolor, que todavía están consternadas por la pérdida de sus seres queridos, o que quieren más tiempo para aceptar lo que ha sucedido.

Esta es otra razón por la cual es tan importante inscribirse.   Inscribirse y optar por la donación, libera a la familia del peso de tener que tomar una decisión en un momento que ya es bastante desgarrador.

Al inscribirse, usted también mantiene abierta la muy valiosa opción de salvar vidas, garantizado que ningún órgano o tejido médicamente viable se pierda por falta de consentimiento.

Brain scan comparison
Una comparación del escáner cerebral de sujetos no lesionados, con muerte cerebral y comatoso.